Roi Quián se formó en el arte de la construcción de instrumentos tradicionales en la Escuela de Artes y Oficios de Vigo (Galicia) entre 1999 y 2004 de mano del prestigioso maestro artesano Antón Corral.  Debido a la gran evolución de la música tradicional en los últimos años y a las exigencias de los músicos actuales, me he visto obligado a realizar sucesivas mejoras en todos mis instrumentos, referentes tanto a la fabricación como a la calidad del sonido y a la afinación. Logrando también poder ofrecer una amplia gama de tonalidades tanto en gaitas como en flautas; fruto todo ello de varios años de estudio y plena dedicación al oficio.  La mayor labor evolutiva llevada a cabo ha sido en las flautas, intentando conseguir una afinación más estable entre las octavas y un sonido más profundo, con más brillo  y volumen. También a lo largo de todos estos años he ido perfeccionando y ampliando el número de llaves semitonales, fabricadas en plata endurecida y montadas en bloques tallados en la misma madera de la propia flauta. Además todas ellas disponen de cabeza con barrilete, que es el tubo o pistón de afinación que permite afinar siempre perfectamente, independientemente de la persona que toque o de las diferentes condiciones climáticas.
  Roi Quián se formó en el arte de la construcción de instrumentos tradicionales en la Escuela de Artes y Oficios de Vigo (Galicia) entre 1999 y 2004 de mano del prestigioso maestro artesano Antón Corral.  Debido a la gran evolución de la música tradicional en los últimos años y a las exigencias de los músicos actuales, me he visto obligado a realizar sucesivas mejoras en todos mis instrumentos, referentes tanto a la fabricación como a la calidad del sonido y a la afinación. Logrando también poder ofrecer una amplia gama de tonalidades tanto en gaitas como en flautas; fruto todo ello de varios años de estudio y plena dedicación al oficio.  La mayor labor evolutiva llevada a cabo ha sido en las flautas, intentando conseguir una afinación más estable entre las octavas y un sonido más profundo, con más brillo  y volumen. También a lo largo de todos estos años he ido perfeccionando y ampliando el número de llaves semitonales, fabricadas en plata endurecida y montadas en bloques tallados en la misma madera de la propia flauta. Además todas ellas disponen de cabeza con barrilete, que es el tubo o pistón de afinación que permite afinar siempre perfectamente, independientemente de la persona que toque o de las diferentes condiciones climáticas.
Móvil